>
quinn

Save

Save

Save

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Hipótesis de conflicto: La Argentina sobrevive... porque Nicolás Maduro quiere

Maduro y Macri

Desde hace meses el mundo se encuentra alterado por las amenazas verbales proferidas entre el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y la máxima autoridad de Corea del Norte, el dictador todopoderoso Kim-Jong Un. La preocupación tiene su razón: los dos países poseen bombas atómicas

Aunque el poderío militar y económico de los Estados Unidos es indiscutible, único, sin parangón, la preocupación en todo el planeta es razonable, puesto que, a pesar de su inferioridad, Corea del Norte posee bombas atómicas de gran poder y es capaz de trasladarlas a gran distancia montadas sobre las cabezas de misiles de largo alcance.
   Solo el tiempo dirá en qué desemboca este conflicto de alta intensidad verbal. Ojalá que se mantenga en estos términos, porque de provocarse una escalada militar, ésta podría alcanzar proporciones apocalípticas para todo el territorio de Corea del Norte, de Corea del Sur y eventualmente para varias ciudades y regiones de los Estados Unidos.

“En el caso de un eventual e imaginario conflicto bélico entre la Argentina y Venezuela las cosas serían totalmente diferentes. En este ficticio escenario militar habría un solo perdedor absoluto: Argentina”

Una  situación similar de pirotecnia verbal se da entre Mauricio Macri, presidente de la Argentina,  y su par venezolano, Nicolás Maduro . Ambos se agreden en todo momento que les es posible. En este último caso, afortunadamente, hasta ahora solo se reduce a términos ideológicos relacionados con los proyectos económicos, políticos y culturales que se aplican en cada uno de esos países. Se dicen de todo, pero en términos de sus propias cosmovisiones.
La gran pregunta es: ¿Qué sucedería si esta escalada verbal de creencias económico-políticas y relacionadas a la libertad de expresión, de prensa y de derechos humanos derivaran hacia un conflicto verbal de amenazas de agresión militar, parecido al que llevan a cabo Trump y  Kim-Jong Un?
Como en el terreno de las suposiciones y ucronías* todo es posible, sería interesante evaluar lo que podría pasar. En principio, las asimetrías del poder militar entre ambos países también resultan abismales, mayores de lo que podría esperarse a primera vista, aunque la brecha que separa la capacidad de combate entre Argentina y Venezuela no tiene nada de parecida a la que existe entre Norcorea y los Estados Unidos, porque ninguno de los dos países hermanos tiene capacidad nuclear.
Si bien el país más poderoso del mundo puede, literalmente, borrar del mapa al régimen de Pyongyang y a todos sus habitantes en cuestión de horas, su acción militar quizás no quedaría impune, porque mientras se lleva a cabo esa tarea de destrucción a la edad de piedra los norcoreanos podrían disparar misiles con bombas atómicas y destruir importantes blancos del territorio de Estados Unidos. O en última instancia hasta tendrían la capacidad de transportarlas en aviones, buques o por tierra a través de México o Canadá. En este caso, ni siquiera el poder de los Estados Unidos le permitiría quedar  libre de represalias nucleares.
En el caso de un eventual e imaginario conflicto bélico entre la Argentina y Venezuela las cosas serían totalmente diferentes. En este ficticio escenario militar habría un solo perdedor absoluto: Argentina, dado que nuestro país es incapaz de repeler un ataque militar. Ninguno. De cualquier tipo y de cualquier lugar que provenga. La capacidad militar argentina no existe. Es nada. Cero.
A diferencia de la Argentina, el estado caribeño cuenta con avanzados aviones rusos y norteamericanos. Hasta donde se sabe, la Aviación Militar Bolivariana posee casi dos docenas de cazas bombarderos Sukhoi Su-30 y posiblemente varios más. Estos son aviones de combate bimotores, biplazas,  desarrollados por la compañía rusa Sukhoi que pueden volar en cualquier tipo de clima para misiones aire-aire y de bombardeos de largo alcance. Los Sukhoi Su-30 son aviones muy similares  a los F-15E “Strike Eagle” estadounidenses.
Además de los aviones de fabricación rusa, los venezolanos cuentan con doce aviones de guerra F-16 “Fighting Falcon” que son cazas polivalentes desarrollados por la compañía estadounidense General Dynamics en la década de 1970.  Estos, aunque originalmente fueron diseñados como cazas ligeros,  evolucionaron hasta convertirse en extraordinarios cazabombarderos que también pueden volar en cualquier tipo de clima.
Es patético, pero la Argentina no tiene aviones capaces de contener a los aviones venezolanos. Ni uno solo. Por lo tanto, en términos militares, podría decirse, sin exagerar demasiado, que la Argentina existe porque Nicolás Maduro la deja vivir. Si el presidente venezolano deseara atacar al país del tango, la birome y el dulce de leche, lo podría hacer sin encontrar ninguna resistencia. Le bastaría enviar a su flota de aviones, en una sola incursión, para dañarla mortalmente.
Un simple ataque aéreo venezolano a las centrales nucleares de Atucha I y II (a 100 km de la ciudad de Buenos Aires) y Embalse (a 121 km de la ciudad de Córdoba) provocarían una migración de millones de personas que escaparían en el medio del caos de la radiación atómica. Si simultáneamente los aviones venezolanos atacaran las represas de Salto Grande y Yaciretá, la Argentina quedaría sumida en el caos total, sin luz, e inundada.
Sobre los efectos de la contaminación nuclear convendría recordar como quedaron “las zonas de la muerte” que rodean a Chernobyl y Fukushima. Y respecto a los desastres por destrucción de presas, habría que recordadar la operación “Chastise”, el ataque aéreo llevado a cabo por los aliados a la cuenca de Ruhr durante la Segunda Guerra Mundial. La destrucción de las represas de Mönhe, Eder y Sörpe  causó una gran devastación del territorio de la Alemania nazi con daños irreparables y decenas de miles de muertes.
Si además la operación aérea venezolana se dedicara a destruir las ciudades de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, el país quedaría acéfalo, porque una de las consecuencias del subdesarrollo crónico de la Argentina es que el país funciona  gracias a lo que sucede en esas tres ciudades, principalmente en Buenos Aires. El resto de las provincias tienen mucha menos influencia, y muchas son feudos medioevales donde el progreso nunca llegó.

“La Argentina piensa seriamente “alquilar aviones” para la defensa de los líderes mundiales que se reunirán en la ciudad de Buenos Aires durante la cumbre del G-20”

¿Esta ucronía es una exageración? Seguramente. Aunque los datos de la realidad a veces son mucho más chocantes y desalentadores de lo que se puede suponer.
Una nota aparecida en el diario Clarín del 27 de agosto de 2017 lo demuestra palmariamente desde el mismo título: “Evalúan alquilar cazas F-5 a Brasil para la defensa aérea durante la cumbre del G-20”. Y el principio del texto es lapidario: “La Fuerza Aérea Argentina no se quiere quedar atrás en el operativo de seguridad en los cielos cuando se realice en 2018 la cumbre del G-20 en Buenos Aires. Sin contar desde diciembre de 2015 con aviones supersónicos capaces de interceptar vuelos hostiles, la fragilidad de la defensa aérea del país quedará expuesta una vez más en esa reunión de jefes de Estado y de gobierno de países ricos y emergentes. ¿Una alternativa? En las últimas semanas, la Fuerza Aérea empezó a evaluar la posibilidad de alquilarle a su par brasileña aviones F-5 interceptores para cumplir con esa misión”.
Estas son realidades que atormentan. La Argentina piensa seriamente alquilar aviones para la defensa de los líderes mundiales que se reunirán en la ciudad de Buenos Aires durante la cumbre del G-20. Una vez que las deliberaciones terminen, el país deberá devolverlos y seguirá existiendo gracias a la buena voluntad del resto de los países. Y del presidente venezolano.
Por todo esto, sería más que conveniente no hacer enojar al presidente Nicolás Maduro. Hay que tratarlo bien, adularlo, y  para asegurar que nunca ataque a la Argentina de tanto en tanto cantarle:  

¡Maduro, Maduro, qué grande sos!
¡Colacho, cuánto valés!
Maduro, Maduro, gran conductor,
Sos el primer trabajador.

* Ucronía. En este caso “realidad que se basa en hechos posibles pero que no han sucedido realmente” ¤

Search

tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads
A partir del debate surgido por la desaparición del submarino ARA San Juan, ¿Qué debe hacer Argentina con sus fuerzas armadas?
  • Santiago Ponzinibbio: Peleador Argentino de UFC

    Santiago Ponzinibbio: Peleador Argentino de UFC

    Vivimos en un mundo insensibilizado a la violencia. Un buen ejemplo de esto es la popularización de UFC, Ultimate Fighting Championship. En 1996, John McCain, senador y candidato presidencial, lo llamó “pelea de gallos entre humanos”.  Treinta y seis estados prohibieron este tipo de peleas. En aquellos años la única manera de ver este deporte era por Pay Per View. En la era de Tyson y Holyfield, la audiencia era poca y se limitaba a los expertos en artes marciales y los sedientos de sangre. Pero en los últimos años presenciamos la aceptación social de este tipo de combate, y ahora, Argentina ha producido su primer gran peleador de UFC, Santiago Ponzinibbio.

    Leer más...

Tapa # 213

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Sandro Martel

    Sandro Martel

    Nombre:
    Sandro Martel.

    Lugar de residencia:
    Canyon Country.

    Háblenos de su profesión:
    En realidad tengo una compañía de transporte, pero además y debido a mi gran admiración por Sandro desde muy temprana edad, me dediqué y me dedico a cantar sus canciones como tributo a él.

    Leer más...  
  • Mabel Katz

    Mabel Katz

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su profesión:
    Tengo dos títulos universitarios en Argentina (Contadora Publica y Lic. en Administración de Empresas). En Los  Angeles me convertí en una exitosa contadora, consultora de empresas y asesora fiscal.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Manhattan Barber Shop

    Di Nardi

    80 años de historia y un maestro peluquero que canta canciones italianas
    Pocas peluquerías en California pueden hacerle sombra a ese pedazo de historia que se emplaza a escasos metros de la playa en Manhattan Beach.

    Leer más...  
  • Argentinos Mirando al Sur

    Argentinos Mirando al Sur

    Lo que se hizo y lo que se hará por nuestros compatriotas más necesitados

    El grupo Argentinos Mirando al Sur invita a levantar una copa de solidaridad para brindar por un año más de emociones, proyectos y desafíos.

    Leer más...  

Recetas

  • Berenjenas al escabeche

    Berenjenas al escabeche

    Ingredientes
    • Berenjenas (2 medianas)
    • Ajo
    • Orégano
    • Ají molido
    • Sal gruesa

    Leer más...  
  • Flan Casero

    Flan Casero

    Qué ganas tenía de preparar este postre, un flan casero a la manera tradicional, sin duda alguna una de las mejores elaboraciones de nuestra gastronomía y todo un lujo en la mesa.

    4 personas
    Tiempo de preparación: 10 minutos
    Tiempo de cocción: 60 minutos

    Leer más...

Leyendas

  • Huayrapuca

    Huayrapuca por Angelo Calamera

    En quichua, viento colorado, también denominado Huyrapuca. Mito múltiple y misterioso de los diaguita-calchaquíes. Es la madre de Shulco, el Viento; prima hermana del Remolino y pariente del Rayo. Viene a ser la diosa o espíritu del aire. Vive en las altas cumbres y en los profundos abismos cordilleranos.

    Leer más...  
  • Leyenda: El Camalote

    El Camalote por Angelo Calamera

    Dicen que antes, en el Río Paraná, no existían los camalotes. Que la tierra era tierra, el agua, agua y las islas, islas. Antes, cuando no habían llegado los españoles y en las orillas del río vivían los guaraníes.

    Leer más...
tel:18557036600

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga