>
quinn

Save

Save

Save

Piquetes, piquetes

piqueteUna costumbre argentina que crece y crece
Hay muchas cosas que jamás cambian en la Argentina. Una de ellas es la costumbre instalada, desde hace varios años, de realizar “piquetes”, especialmente en el centro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o en los accesos principales a esta.

¿En qué consisten los piquetes? Básicamente en que un grupo indeterminado de personas interrumpen el tránsito de vehículos y peatones. Lisa y llanamente esos grupos se instalan en uno o varios sitios y actúan como señores, patrones, dueños de las calles y/o avenidas e impiden transitar libremente a todos.
   Para obtener la máxima trascendencia política, social y periodística se instalan en cruces neurálgicos, los más importantes de la ciudad, y no dejan pasar a nadie. Para provocar el mayor caos posible habitualmente los que hacen estos piquetes, y que se autodenominan piqueteros, eligen los momentos de máximo tránsito, horarios pico, y muchas veces en fechas clave. Por ejemplo, los primeros y últimos días de la semana, cuando aumenta la cantidad de vehículos que circulan por las grandes ciudades.

“Para obtener la máxima trascendencia política, social y periodística se instalan en cruces neurálgicos, los más importantes de la ciudad, y no dejan pasar a nadie”

   Una vez instalados como los verdaderos dueños de la calle impiden el paso de autos particulares, taxis, colectivos, motos, bicicletas, y hasta trenes y subterráneos, incluidas ambulancias y otros transportes de servicios médicos.
   Inspirados en reclamos reales o imaginarios los piquetes ya son una constante de la ciudad que causan alteraciones importantísimas en el tránsito y especialmente en el ánimo de las personas, sean trabajadores que vuelven cansados a sus hogares en transporte público, dueños de vehículos particulares, o peatones.
   ¿Es habitual que esto suceda? “Muchísimo”, “casi siempre” o “permanentemente” serían las palabras y frases adecuadas para un acertado diagnóstico.
   ¿Las fuerzas del orden y los funcionarios públicos hacen algo para evitar esto? La respuesta es nada. Absolutamente nada.

Un delito que no se combate
   Nunca, jamás, nadie toma el toro por las astas y mínimamente hace cumplir la ley. Porque el Artículo 194 del Código Penal Argentino, referido a los  “Delitos contra la seguridad pública” Título VII , Capítulo II – “Delitos contra la seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación”, dice textualmente: “El que, sin crear una situación de peligro común, impidiere, estorbare o entorpeciere el normal funcionamiento de los transportes por tierra, agua o aire o los servicios públicos de comunicación, de provisión de agua, de electricidad o de sustancias energéticas, será reprimido con prisión de tres meses a dos años”.
   Otra vez, muchos se preguntarán, ¿esto es habitual?, ¿Ocurre ocasionalmente? ¿Es un fenómeno aislado? Nada más alejado a la realidad. Es una constante, algo de todos los días. Según un informe de la consultora “Diagnóstico Político” que mide la conflictividad social en el país, los piquetes aumentaron durante el primer año de gestión del presidente Mauricio Macri, período en el cual se registraron al menos 6.491 cortes de vías públicas en todo el territorio nacional, lo que significó un aumento de 3% comparado a 2015. El año 2014 se mantiene como el año récord de piquetes con 6.805 bloqueos.
   En principio, este informe destaca que más allá de quien gobierne, la modalidad de utilizar el piquete como forma legítima de protesta o de simple presión política o por cualquier motivo ya es una costumbre instalada, regular, cotidiana en la sociedad argentina. Y a la cual ningún gobierno, del signo político que sea, se anima a limitar, o al menos a morigerar en sus destructivas consecuencias.

“A pesar de sus abismales diferencias políticas, tanto Cristina Kirchner como Mauricio Macri tienen algo en común: se rindieron ante la presión de los piqueteros”

   En el 2014 gobernaba Cristina Fernández de Kirchner; en el 2016 gobierna el ingeniero Mauricio Macri. Difícilmente se puedan encontrar gobiernos más antagónicos en sus principios y postulados. Son blanco y negro. Agua y aceite. Pero a pesar de sus abismales diferencias políticas ambos tienen algo en común: se rindieron ante la presión de los piqueteros.

Casos kafkianos
   Para aclarar a los que no conocen a fondo el problema: los piquetes no son necesariamente manifestaciones multitudinarias de cientos o miles de personas. Se han dado infinidad de casos en los cuales una docena, tal vez un poco más o quizás un poco menos, de personas, se instala en una calle, avenida, vía de tren o subterráneo e impide el paso de vehículos haciendo colapsar el tránsito.
Ah, y los motivos de estos piquetes pueden ser kafkianos. Esta manía de hacer piquetes por cualquier excusa alcanza ribetes desopilantes, si no tuvieran consecuencias tan graves. Aquí van algunos ejemplos.
   El martes 3 de octubre del 2015, sin aviso previo y con explicaciones que se contradicen, varias personas vinculadas a Obras Sanitarias de la provincia de Chubut montaron piquetes en las bases que impidieron el acceso y egreso de personal, lo que afectó el suministro de agua a la ciudad de Comodoro Rivadavia (175.000 habitantes) porque durante casi medio día no fue posible realizar  tareas de potabilización del agua en la planta de Sarmiento. La causa de este piquete que produjo el corte de agua potable fue “inseguridad psíquica”. Sí, no es un error. Los gremialistas adujeron que tres vehículos en mal estado, un camión que realizaba tareas ajenas al servicio de agua y dos camionetas de transporte de personal, ponían en peligro “nuestra seguridad psíquica y física”.
   El 5 de diciembre de 2016 hubo piquetes que provocaron un caos mayúsculo en la Ciudad de Buenos Aires, entre otras movilizaciones de organizaciones sociales en el obelisco y frente al Congreso, de cooperativas en la Autopista Illia, de taxistas contra Uber y de trabajadores de bingos frente al Hipódromo.

“Los motivos de los piquetes pueden ser kafkianos. Esta manía de hacer piquetes por cualquier excusa alcanza ribetes desopilantes, si no tuvieran consecuencias tan graves”

   El pasado sábado 4 de marzo de 2017 un grupo de vecinos de la calle Pelagio Luna de la localidad de Pilar, en los alrededores de Buenos Aires, realizaron un piquete para evitar que el tránsito, especialmente los colectivos, continúen pasando por su barrio, porque otro piquete obstaculizaba la avenida por donde solían pasar. Este sería un caso de un subpiquete originado en el otro piquete.
   Como se ve hay un menú variado de motivos.

Y nada cambia
   El actual presidente enarboló como slogan de campaña que se iban a controlar los piquetes para que no se cortara el tránsito. Lo único que se logró hasta ahora es una disputa entre el primer mandatario, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Seguridad Patricia Bulrich. Todos se echan las culpas entre sí, pero nada cambia. Y por lo que se ve, nunca cambiará.
   El último 23 de marzo de 2017 el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, se opuso vehemente al proyecto de ley para proteger los piquetes, presentado por el Movimiento Evita de Emilio Pérsico, la Corriente Clasista y Combativa de Juan Carlos Alderete, Barrios de Pie de Jorge Ceballos y la CTEP de Juan Garbois, en Diputados. Pinedo dijo que “hay gente que quiere vivir en el piquete, que Argentina sea un gran piquete”.
   La verdad es que la Argentina ya es, desde hace años, un gran piquete. ¤

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Por qué piensa que el Papa Francisco no visita a la Argentina?
  • Elecciones 2017 ...Y un día la Argentina dejó de ser peronista

    Elecciones 2017 ...Y un día la Argentina dejó de ser peronista

    Tras las elecciones legislativas realizadas el pasado domingo 22 de octubre, sucedió lo impensable. Un día, la Argentina dejó de ser peronista. Un nuevo partido político llamado Cambiemos logró lo que parecía ser una utopía hasta hace muy poco tiempo: que el peronismo perdiera las elecciones en las provincias más importantes.

    Leer más...

El Suplemento # 215

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Guillermo Bordarampé

    Guillermo BordarampéLugar de residencia:
    Los Angeles, California

    Háblenos de su negocio / profesión:
    Hace años que me dedico a un par de cosas relacionadas con la música: en mi estudio Del Mate Productions, y con INCA, the Peruvian Ensemble. También produje varios espectáculos en el John Anson Ford Amphitheatre,  y tuve el honor de producir el concierto por el 40 aniversario de Inti-Illimani. Hice un par de CDs: “Último Mate” y “Espacios” con mi amigo de las épocas de Arco Iris, Ara Tokatlian, y ahora estamos trabajando en otro álbum nuevo.

    Leer más...  
  • Sandro Martel

    Sandro Martel

    Lugar de residencia: 
    Canyon Country.

    Háblenos de su profesión:
    En realidad tengo una compañía de transporte, pero además y debido a mi gran admiración por Sandro desde muy temprana edad, me dediqué y me dedico a cantar sus canciones como tributo a él.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • La Escuela Argentina de Los Angeles inaugura nuevas instalaciones

    Escuela Argentina de Los Angeles

    Una de las instituciones más reconocidas de la comunidad argentina en el sur de California estrena nuevas instalaciones, con el objeto de “poder brindar más comodidad y mejor servicio” a sus alumnos.

    Leer más...  
  • El Morfi

    El Morfi

    Delicias argentinas como en el comedor de su casa
    Ubicado en el centro de la ciudad de Glendale, frente al histórico Alex Theatre, rodeado de muchas oficinas y con más de dos décadas de presencia en la comunidad, El Morfi es ya una institución entre los restaurantes argentinos del sur de California. Su dueño, René Vildoza, no duda un instante en definirlo como un restaurante cien por ciento familiar.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • El fin de los humahuacas

    Leyenda: El fin de los humahuacas

    Hace mucho, mucho tiempo, los indios humahuacas vivían sin privaciones en las tierras de su quebrada. Dicen que éstas eran tan verdes y fértiles como lo es hoy la pampa, y que en sus terrazas crecía el maíz como crece la hiedra a la sombra de los árboles. Como no era tan duro el trabajo, y su fruto abundante, los dueños de esa tierra podían compartir la paz y la alegría que les enviaba la Pachamama en fiestas interminables. Y dicen también que las cosas habrían seguido así para siempre si no hubiera sido por la envidia de los calchaquíes, la codicia de los diaguitas y la belleza de Zumac. Leer más...  

  • Pueblos originarios: Los Comechingones

    Pueblos originarios: Los Comechingones

    Comechingón es la denominación vulgar con la cual se alude a una antigua etnia originaria de la República Argentina que a la llegada de los realistas españoles en el siglo XVI habitaba las Sierras Pampeanas de las actuales provincias de Córdoba y San Luis. Los comechingones se autodenominaban hênîa (al norte) y kâmîare (al sur); estos eran los dos grupos principales subdivididos en aproximadamente una decena de parcialidades.  

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • El Peugeot 404

    Perdidos en el tiempo: El Peugeot 404

    En esta sección de El Suplemento recordamos objetos, productos y lugares que marcaron una época

    Verdadero símbolo de la producción automovilística argentina, el Peugeot 404 llegó a ser uno de los autos más populares del país. Fabricado bajo licencia de Peugeot Francia, el 404 comenzó a producirse en Argentina por la entonces compañía Safrar (luego Sevel) en 1962.  La frase: “Joya, nunca taxi” parece haberse inventado por ellos. Durante los años ‘70 un buen porcentaje de los taxis que circulaban por las ciudades del país eran 404.
    El sedán fue el modelo más popular, pero también se fabricaron los familiares (station wagon), las coupés y las camionetas.

    Leer más...  
  • La radio Spica

    La radio Spica

    Perdidos en el tiempo
    De diseño y fabricación japonesa, la Spica llegó a ser un emblema de la radio portátil en la Argentina de los años 60. Aunque la Sanritsu Electric Co. Ltd. comenzó la fabricación de las radios a transistores a mediados de los 50, fue recién una década más tarde que alcanzó a vender más de un millón de unidades, un número verdaderamente impresionante para esa época y que habla por sí solo de la popularidad que gozaba entre los consumidores locales.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga